sábado, 10 de junio de 2017


Tengo fama de serio, la merezco.  Me he acostumbrado a este aspecto adusto aunque le saco poco partido, apenas para mantener la distancia cuando conviene y cuando no.
Me dan envidia los que hablan sonriendo, parece que la vida va fácil y bien. La gente los quieren más y sin forzarse mucho, porque parece que harán venir la lluvia si hay secano, y el sol si refresca.  A mi me pasa.
Pero yo voy así andando, más serio que un ajo. Mis amigos se han acostumbrado y saben que no me encuentro enfadado ni triste, ni les amargaré la tarde.
Y sabes, voy así por mi vida, en cada día, mientras camino y hablo y miro y sueño.
Dice una canción de Luis Pastor, la de Aguas Abril: ... aguas abril, lluvia de mayo /aunque sonría no soy feliz.

Y sabes, yo, aunque no sonría, soy feliz.